sábado, 18 de agosto de 2007

UN CLIENTE INSATISFECHO

Regresando a casa, movilizándome dentro de un bus urbano, la ansiedad de volver al blog se me hizo insoportable, no fue sino llegar para volver con la frente florida.


Eso de ser cliente, de vivir en una economía occidental y capitalista, de tener que ser profesional en su pasión propia de ser, de tener algunos pesos en el bolsillo, en la billetera o en la cuenta X, Y o Z; marchita un poco la mente, el cuerpo y el espíritu. Sin embargo, la paciencia me ha echo tolerar cuanta cosa incómoda ocurre en esa relación cliente-asesor, comprador-vendedor, robado-ladrón, decapitado-ejecutor, en fin. Ahora ando como jinete sin cabeza, en esta vida de cliente. Por ahora, les presentare algunos ejemplos:




He comprado el actual sistema portátil inspiron que me permite volver a este blogocosa, volver con la frente entre marchita y florida, pero volver, volver, volver. Lo compré a través de la marca DELL, que realmente me dejó insatisfecho, prometieron hacer la entrega del pedido en 14 a 20 días, y a mi me lo entregaron en 31 días, y por ello tuve que pagar un viaje adicional a mi hometown (y yo que soy un tipo tan ocupao) en el cual no pude ver ni un ratico a mis amigos en plena feria de la mañeflor (aunque a mamá si la vi); pero bueno, digamos que pueden suceder cosas anormales y yo por que por el azar haya caído en esas desviaciones estándar "poco comunes" de una empresa "tan prestigiosa" (octava en cuanto a admiración entre los gringous) importará eso....o es por ser de esta región llamada latinoamerica?...es que a la hora de hacer la llamada para pedir información y hacer el reclamo, me sorprendí al escuchar tan hermoso acento, eso tenia que sel del Calibe, algo como Puelto Lico, el lugar donde hay mas culo, entonces al llamar me la empujalon monga, sin vaselina, me la empujalon monga, sin margarina. Entonces, no me importa pero lo único que digo es, que el señor Michael Dell nunca fué claro, preciso y conciso. No debe ser bueno lo que piensan de MrDELL en Japón-pón


Otra de mis situaciones insatisfechas es debida a mi traslado a una ciudad en la cual no conocía nada ni a nadie, entonces tuve que empezar a vivir en un hogar de familia, una familia adorable, donde pago barato y tengo de todo, es una cama cómoda, tengo TV por cable, internet banda ancha, las tres comidas (relativamente buenas), baño casi que personal, en fin, suficientes comodidades para estar bien y aprovechar la situación para adaptarme a una nueva "ciudad", lo que no sabes es que estoy insatisfecho espiritualmente, pequeños detalles que quiero ahorrarme....pero pronto haré algo por cambiar esta situación, ya he estado localizando apartamentos pequeños para vivir independiente, así no me quede un peso para tomarme las polas. La intención es dejar que mi mente fluya en un ambiente realmente autónomo.


Interesado en mejorar esos detalles que hacen que mi vida no fluya como quiero es mi conexión a internet, busqué ser cliente WiMax de UNE (otra prestigiosa empresa colombiana sin competencia e incompetente a la hora de tener clientes) pues son como pendejos, vendieron todos sus equipos y no me dejaron ni uno solito...y que toca esperar 10 días a que les lleguen los nuevos equipos, se supone que si hay clientes la empresa debería adaptarse a las necesidades del cliente y no el cliente a las necesidades o ineptitudes de la empresa, como es que hay que esperar 10 días para que lleguen unos pinches equipos de telecomunicaciones en el siglo 21, ni que estuviéramos en la era de las carretas.


Ahora lo único que necesito es un abrazo y no más. Estoy seguro de que el poder de un abrazo podría resolver estas malalecheces de mi corazón y esas horribles sensaciones del comercio irreal e ilusorio, no hay nada mas barato, enriquecedor, rejuvenecedor que un buen abrazo.

2 comentarios:

Bosque de Pinos dijo...

un abrazo pa sumercé, obviamente. es absoltamente imposible negarselo.
y bueno, ¿los de une son unos hp? jajaja, si lo digo yo que trabajo aquí, me imagino vos que dirás como cliente...


saludos parcero.

-Passəngər- dijo...

Los malparidos de UNE me tuvieron 3 semanas sin interner. Primero revisando si había cobertura o no (y me mudé a dos cuadras), después esperando a que una "brigada de instalación" viniera por acá, para que no visitarna a mi casa, y llegaran hoy, muchos días después.